Google+ Followers

20 agosto 2016

LA PALABRA PROFÉTICA MÁS SEGURA


Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre, Daniel 2:44

“Las solemnes verdades contenidas en esta visión nocturna, hicieron una profunda impresión en la mente del soberano, y con humildad y pavor cayó de hinojos y adoró, diciendo: “Ciertamente el Dios vuestro es Dios de dioses, y Señor de los reyes, y el que revela los misterios” (Edificación del carácter, 34).

Una de las características que le dan a la Biblia su sello de origen divino es su exactitud bíblica. El surgimiento y caída de imperios. O se trata de un apostador muy exacto o de una mente maestra que conoce con plena certidumbre lo que va a acontecer; y esa mente maestra no es otra que la del Omnisapiente. Las profecías interpretadas dieron a la mente de Nabucodonosor la certeza de que estaba frente al desarrollo de todo el panorama mundial. Todas las megatendencias de la historia le fueron mostradas hasta nuestros días.

Tenemos un Dios misericordioso que no deja a sus hijos en un mundo incierto sino que les indica los macro detalles de lo que ha de venir. Muchos dudan de la veracidad de los escritos inspirados y solo haciendo un estudio basado en observaciones superficiales, o en documentales de televisión, hacen declaraciones “sólidas” para desviar de la fe a muchas personas que confían en ellos. Pero la Palabra de Dios que ha transformado muchas vidas para bien, no ha podido ser escondida de los seres humanos temerosos de Dios.

Hoy confiemos en la Palabra profética más segura, en la Palabra de Dios.

16 agosto 2016

HAY UN DIOS EN LOS CIELOS



Pero hay un Dios en los cielos, el cual revela los misterios, y él ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que ha de acontecer en los postreros días. He aquí tu sueño, y las visiones que has tenido en tu cama… Daniel 2: 28

“Mientras Daniel se aferraba a Dios con confianza inquebrantable, descendió sobre él el espíritu del poder profético. Mientras era honrado por los hombres con las responsabilidades de la corte y los secretos del reino, fue honrado por Dios como embajador suyo, y aprendió a leer los misterios de los siglos futuros. Los monarcas paganos, gracias a su relación con el representante del cielo, se vieron obligados a reconocer al Dios de Daniel”. La educación, 53.

Una de las claves del éxito de Daniel fue su inquebrantable confianza en el Todopoderoso. En estas épocas en que el consumismo crea estados de angustia a millones quienes corren a los estantes para comprar aquellos que de manera emocional consideran llenarán el vacío de sus vidas, o traerá alegría y paz a sus almas, o aun peor, les dará nuevas esperanzas y satisfacción; la paz que surge de la confianza en Dios y en su omnisapiente misericordia se levanta como la única solución para la angustia, el miedo y desconcierto del hombre.

En el libro de Daniel descubrimos que aunque el hombre más poderoso del mundo, líder de una nación que simboliza a los enemigos de Dios, quiera hacer su voluntad, hay un Dios en los cielo que realmente gobierna y no deja a sus hijos en el desamparo aunque estos estén sufriendo el castigo que sus propias elecciones acarrearon.


Daniel fue el mensajero de Dios para convertir a un pagano, y es el símbolo de todos aquellos hombres y mujeres que llevan esperanza a miles, a millones alrededor del mundo, para que vean al Señor Jesús y encuentren paz, y por ello, glorifiquen al Dios de los cielos.

12 agosto 2016

DIOS DE LOS SUEÑOS



En el segundo año del reinado de Nabucodonosor, tuvo Nabucodonosor sueños, y se perturbó su espíritu, y se le fue el sueño. Daniel 2:1.

“El rey sabía que si ellos realmente pudieran decir la interpretación, también podrían relatar el sueño. El Señor en su providencia había dado a Nabucodonosor este sueño y había permitido que los detalles huyeran de su memoria, mientras la terrible impresión permanecía en su mente, a fin de desenmascarar las pretensiones de los hombres sabios de Babilonia. El monarca estaba muy encolerizado y amenazó a todos los sabios con la muerte si hasta cierto tiempo el sueño no era reproducido. Daniel y sus compañeros habían de perecer con los falsos profetas; pero, arriesgando la vida, Daniel se aventuró a entrar en la presencia del rey, pidiendo que se le concediera tiempo para mostrar el sueño y la interpretación”. (La edificación del carácter, 32).

Para el pensamiento babilónico, cada habitante tenía un dios personal que los protegía de los demonios que abundaban y que buscaban su mal. Cabe resaltar que eran una nación religiosa; y uno de las evidencias que se tenían de que su dios personal se había enojado con ellos y los había abandonado era que tuviesen un sueño y no pudieran recordarlo. De allí parte de la desesperación de Nabucodonosor.

Lo que pasa  es que si el rey no podía recordar el sueño, significaba que su dios personal, es decir, el principal dios de Babilonia, lo había abandonado y su reinado peligraba por ende.

A través de la intervención de Dios por medio de Daniel, se lograría direccionar la mente del poderoso monarca hacia la Omnisapiencia del Señor, quien gobierna y está presente. Dios impresionó a Nabucodonosor, y este comenzó a conocer el Dios Verdadero.


Hoy Dios nos puede hacerte partícipe de sus procesos para bendecir a otros… ¿estás dispuesto?

11 agosto 2016

10 veces mejores


Y al cabo de los diez días pareció el rostro de ellos mejor y más robusto que el de los otros muchachos que comían de la porción de la comida del rey. Daniel 1:15

“Era el propósito de Dios que estos jóvenes llegasen a ser canales de luz en el reino de Babilonia. Satanás estaba decidido a desbaratar este propósito. Trabajó en las mentes de los jóvenes que habían rehusado ser representantes de Dios, despertándoles celos hacia Daniel y sus compañeros. Ante la sugerencia de Satanás tramaron planes para entrampar a aquellos que estaban haciendo progresos constantes y rápidos en el conocimiento...” (Cristo Triunfante, 176).

Si eres fiel al Señor, el tendrá mejores y mayores planes para ti. Dios siempre premiará tu fidelidad, tu deseo de hacer lo que es mejor para su reino. Mira, cuando tengas dudas de si esto o aquello glorifica a Dios, pues ponte de rodillas en algún lugar privado y ora solicitando sabiduría al Omnisapiente para no ofenderlo.

Daniel tenía una estrecha relación con la Palabra del Señor; sabía lo que debía hacer. Esa lucidez es la que tu y yo necesitamos para poder avanzar en el camino de la vida. No podemos dejar de lado lo que dice la conciencia santificada por el Espíritu Santo, es necesario enfrentarnos contra nuestras propias inclinaciones y vencerlas con el poder del Todopoderoso.


Hoy es nuestra oportunidad de poder mantenernos en pie de guerra, en este gran conflicto, colocándonos en la influencia del Cordero de Dios, estudiando su Palabra y haciendo el bien a la humanidad.

10 agosto 2016

SOSTENER UNA DESICIÓN BUENA



Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse. Daniel 1:8

“Hay muchos entre los profesos cristianos hoy que considerarían a Daniel demasiado exigente, y lo clasificarían como estrecho o fanático. Ellos consideran el asunto de comer y beber como de poca consecuencia para exigir una norma tan decidida, que envolvía el probable sacrificio de toda ventaja terrenal. Pero aquellos que razonan así encontrarán en el día del juicio que se han apartado de los expresos mandatos de Dios, y en cambio han establecido su propia opinión como una norma de lo correcto e incorrecto. Encontrarán que lo que les parecía de poca importancia no era considerado así por Dios. Los requerimientos divinos deben ser sagradamente obedecidos”. La edificación del carácter, 18.

Recuerda, las decisiones son como músculos, mientras más decisiones tomes, te fortalecerás en tu voluntad. Las decisiones son una herramienta que marca la vida, y a esto hay que añadir, que todas las decisiones traen consigo consecuencias para esta vida, y muchas, para la eternidad. Las decisiones generan estados mentales que a su vez, generan estructuras biológicas no rígidas, pero sí fuertes, que luego, no determinan, pero si ayudan a desarrollar hábitos.

Dicen que a veces es más fácil poner en práctica una decisión, que tomarla, pero eso es en el poco de las ocasiones pienso; lo que debemos hacer es entrenarnos en el que hacer de las decisiones. Recuerda que esto irá fortaleciendo tu voluntad. Por otro lado hay decisiones que no se negocian, especialmente las que tienen que ver con principios bíblicos; y hay otras en las que podemos ser flexibles, como en las normas.


Hoy podemos decidir iniciar, reiniciar, o continuar una vida de devoción y comunión con el Señor. Es tú decisión.