13 noviembre 2017

AVANCEN JUNTOS

Cuando se desarrolla un noviazgo, es bueno que se pongan de acuerdo en cómo van a avanzar en cuanto a su desarrollo profesional. Ambos sueñan con los estudios de maestría o doctorado que van a seguir al estar casados. Eso debe estar claro. ¿Avanzará solo él o solo ella? Si solo él o solo ella deciden avanzar, no está mal, mientras ambos lo hayan decidido.

Hay esposos y esposas que no desean avanzar académicamente, no desean estudiar, así que no se les debe forzar a crecer en esa área, sino, en lo que le guste, y si desean ser eficientes amas de casa, perfecto, pero que crezcan cada vez más. Lo que quiero decir es que ambos sepan desde el noviazgo cómo será el crecimiento de ambos en este aspecto.

Si ambos desean crecer a nivel académico, deben ponerse de acuerdo en tiempos, horarios, roles en el hogar, economía, paternidad, manejo de las crisis, entre otros aspectos, para que el matrimonio avance de manera regular y ordenada.

Un proceso de crecimiento académico, para quien lo desee, es aceptable y beneficioso para un desarrollo armonioso de la pareja.

La queja de: “Yo lo dejé todo por ti”, o, “yo me he pospuesto por los hijos”, o, “yo te apoyé y tú no a mí”. Son reproches que deben evitarse planificando la vida juntos en el noviazgo. Una vida de actividad y crecimiento, no solo en lo académico sino en lo laboral, oportunidades de trabajo lejos, oportunidades de viaje.

El noviazgo es una oportunidad para conocerse mejor en varios planos y uno de ellos es acerca de las ambiciones que cada uno tengan. Mira, aves del mismo plumaje se juntan. Eso quiere decir que mientras más semejantes sean, es mejor para la relación y el futuro matrimonio.

Conversar, llevarse bien, y darse cuenta cuan semejantes o diferentes son, es lo mejor para tomar decisiones. No está obligados a casarse, sino a plantear sus vidas para construir su felicidad.


Una lección que es transversal a todos es el de cuidar nuestros pensamientos, y ser equilibrados. Ni mucho ni poco de lo bueno… y de lo malo, nada.


Puedes visitarme en http://familiayfeonline.com/ o puedes seguirme en mi canal de YouTube (https://www.youtube.com/user/yvanmbalabarca), búscame como Yvan Balabarca, y hazte seguidor o seguidora. Un gran abrazo.

03 noviembre 2017

MATRIMONIO ENTRE IMPERFECTOS




MATRIMONIO ENTRE IMPERFECTOS

Cuando te casas, piensas que todo va a estar perfecto. Que luego de la boda, las cosas irán de bien a mejor cada día de la vida de ambos. Eso es un pensamiento mágico emocional. Eso no funciona en la vida real. No hay que construir ideales que luego duela al verlos desmoronarse. A veces los ideales son tan fuertes y tan “reales” que cuando se comienzan a caer, también se cae el matrimonio en la mente de la pareja.

Te has casado con una persona que ha sido criada distinto (a) a ti. Con pasado, traumas, complejos, pensamientos, y creencias diferentes. Con diferencias en la expresión de la alegría, de la ira, del miedo y de la tristeza. Eso lo debes tener claro porque han de llegar (y llegarán) días en que no pensarán igual, y discutirán. Pero cuando suceda, planea ser tolerante y aceptar que ella o él es distinto, y eso no tiene nada de malo.

Cuando él se equivoque, pues ayúdalo a darse cuenta de su error, con paciencia; y, cuanto tú seas la persona que se equivocó, debes cultivar la humildad para aceptar tu error, y decir: “tienes razón, me equivoqué, no me di cuenta, perdóname”.

No nos casamos para ser felices, como si la felicidad se tratara de un producto que ha de ser automático en nuestra experiencia individual y de pareja, sino que nos casamos para “construir” felicidad en una actitud de colaboración y comprensión.

Comprender que el necesita ir a jugar con sus amigos, comprender que ella necesita que le ayudes en las cosas de la casa. Comprender que el precisa ser admirado, y ella necesita ser afirmada. Reconocer que hay días en que ella necesita más comprensión, y reconocer que hay momentos en que él necesita estar solo (momentos solamente, no días, para estar solo).

Pero esto exige que cada uno de los miembros de la pareja debe ser maduro para poder salir de su zona de comodidad y mirar a tu pareja desde su perspectiva, desde su pasado, y la ayudes a proyectarse al futuro juntos, en amor, y con la presencia dulce de Dios al lado de ambos.

El perdón y la comprensión frente a las diferencias, son los pilares de una relación fuerte y firme.

Recuerda que ya no son dos, sino uno.


Puedes visitarme en http://familiayfeonline.com/ o puedes seguirme en mi canal de YouTube (https://www.youtube.com/user/yvanmbalabarca), búscame como Yvan Balabarca, y haste seguidor o seguidora. Un gran abrazo.