15 diciembre 2017

¿Qué elementos se suman para que se de cómo resultado una pareja feliz?

Hay muchos investigadores que han llevado a cabo trabajos en diversas partes del mundo, con el objetivo de medir cuales son los ingredientes de la satisfacción marital. Por un lado, se encuentra Carolina Vera, en su investigación llevada a cabo en la comuna de Concepción, en Chile, con los instrumentos Escala de Satisfacción Marital (ESM), Escala de Ajuste Diádico (DAS), y, Escala Multidimensional del Sentido del Humor (MSHS), quien concluyó que la cohesión, satisfacción y consenso de la pareja son dimensiones vinculadas a la satisfacción marital; y, el sentido del humor presenta un impacto en la interacción conyugal que se relaciona a la satisfacción marital.[1]

En otro estudio desarrollado por investigadores de la Universidad Católica del Norte, Antofagasta, Chile, y la Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad de México, México; se utilizaron el Transgression-Related Interpersonal Motivations Inventory (McCulloungh et al., 1998) y la Marital Satisfaction Scale (Roach et al. 1981) como instrumento. Los resultados dejaron ver que la tendencia a la evitación y los pensamientos de venganza predicen de menor forma la satisfacción marital en hombres y mujeres, y que es la evitación en los hombres y la venganza en las mujeres incide negativamente en la satisfacción del cónyuge.[2]

El estudio desarrollado por investigadores de la Universidad nacional Autónoma de México, a través de una pregunta abierta aplicada a 131 personas, reveló que indicaron que los aspectos económicos, tiempo laboral, seguridad en su hogar, estrés en el ambiente y el lugar donde viven influyen en la satisfacción marital. Y en el segundo estudio desarrollado por este equipo, aplicando la escala de satisfacción marital (ESM), en 105 parejas, se obtuvo el resultado de que la situación económico laboral es más importante en los hombres, y que impacta en los roles y expectativas que se han mantenido en la relación, afectando directamente a la satisfacción de los miembros de la familia.[3]

En resumen, por esto estudios, una pareja feliz es la que se cohesiona, consensa, ejerce sentido del humor, no evita el diálogo, no busca la venganza, y que cuida la economía.

Esto es muy interesante, ya que está contenido en nuestra propuesta de las 8 areas de la dicha conyugal. Puedes verlo en posts anteriores.

Puedes visitarme en http://familiayfeonline.com/ o puedes seguirme en mi canal de YouTube (https://www.youtube.com/user/yvanmbalabarca), búscame como Yvan Balabarca, y hazte seguidor o seguidora. Un gran abrazo.


[1]Vera, Carolina. Satisfacción marital: factores incidentes. Tesis. Universidad del Bío – Bío. 210. 144. http://cybertesis.ubiobio.cl/tesis/2010/vera_c/doc/vera_c.pdf
[2]GUZMAN-GONZALEZ, Mónica; ALFARO, Ingrid  e  ARMENTA, Carolina. Perdón y satisfacción marital: una mirada desde lo sistémico. Salud & Sociedad [online]. 2013, vol.4, n.3 [citado  2017-12-15], pp. 284-294 . Disponível em: . ISSN 0718-7475.
[3]ARMENTA-HURTARTE, Carolina; SANCHEZ-ARAGON, Rozzana; DIAZ-LOVING, Rolando. ¿DE QUÉ MANERA EL CONTEXTO AFECTA LA SATISFACCIÓN CON LA PAREJA?.Suma Psicol.,  Bogotá ,  v. 19, n. 2, p. 51-62,  July  2012 .   Available from . access on  15  Dec.  2017.

08 diciembre 2017

EL PROBLEMA DE LA INFIDELIDAD

Walter Riso declara que hay dos tipos de reacción ante el gusto por alguien que no es el cónyuge: 1. Se está tan enamorado que el resto sobra y ni siquiera se ve a los más bellos o bellas como opciones. 2. Cuando se ha decidido no dar espacios a nadie porque no se quiere echar por tierra un proyecto de vida que incluye al cónyuge y los hijos”.[1]

Lamentablemente, contrario a lo que se puede considerar, tanto hombres como mujeres tienen estos deslices, que finalmente lastiman a los hijos, genera resentimientos, y en muchos casaos impiden volver a comenzar.[2]

Lo que se debe hacer para prevenir la infidelidad es:

1.     Evita la rutina y el acostumbrarse a hacer las mismas cosas de siempre. Hay que renovarse y reinventar las rutinas. Aunque hay personas que no les gusta innovar, y en esos casos no es muy urgente la innovación, es recomendable en todos los casos.
2.     Evita las familiaridades excesivas con personas del sexo opuesto. No des ocasión a otras personas a que ingresen en el círculo íntimo del hogar. Los que fracasaron en sus matrimonios admiten que fueron muy liberales e imprudentes en su confianza con otros.[3]
3.     Debe aprender a ser amigos, invertir tiempo, esfuerzo, dinero, para estar bien.[4]

Lo que se debe hacer para curar una infidelidad es:

1.     Converse sobre el tema y si la parte inocente se pone intenso o intensa, sin llegar a la violencia física, tenga paciencia, ya que tiene que desahogar su dolor y frustración. No se trata de parchar la relación, sino de ser sinceros aun cuando exista peligro de que la relación se acabe.[5]
2.     Identifique los sucesos que contribuyeron directa o indirectamente a la infidelidad, ese ejercicio podrá ayudar a comprender lo que sucedió y generará confianza de cómo se puede prevenir que ocurra de nuevo.
3.     Obsérvese y dase cuenta cuan ávido está por la aprobación o cuanto huye del rechazo. Eso le dará más objetividad para tomar decisiones y sentirte más libre para amar.[6]

Cuide sus pensamientos y no deje que su imaginación vague díscola por allí.



[1]Riso, Walter. La fidelidad es mucho más que amor. Bogotá: Grupo Editorial Norma, 2003. 15.
[2]Castillo, Gerardo. Confidencias de casados, famosos y felices. Barcelona: Amat Editorial, 2007. 387.
[3]Castillo, Gerardo. Confidencias de casados, famosos y felices. Barcelona: Amat Editorial, 2007. 387.
[4] Shriver, Gary, and Mona Shriver. Infidelidad. Lake Mary, FL: Casa Creación, 2010. 235.
[5]Segovia, Maria Pilar Development. Cómo prevenir el divorcio. Barcelona: Ediciones Maikalili, 2005. 40.

[6]Spring, James. Después de la infidelidad: sanando el dolor y restableciendo la confianza. USA: HarperCollins, 2015.