30 julio 2015

COMO NOE

Génesis 7:1  Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.

“A Noé fueron dirigidas estas palabras: "Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí."  Noé obedeció y se salvó. Este mensaje llegó a Lot: "Levantaos, salid de este lugar; porque Jehová va a destruir esta ciudad." Lot se puso bajo la custodia de los mensajeros celestiales y se salvó. Así también los discípulos de Cristo fueron advertidos acerca de la destrucción de Jerusalén. Los que se fijaron en la señal de la ruina inminente y huyeron de la ciudad escaparon a la destrucción. Así también ahora hemos sido advertidos acerca de la segunda venida de Cristo y de la destrucción que ha de sobrecoger al mundo. Los que presten atención a la advertencia se salvarán.” (El Deseado de Todas las Gentes, p. 589).

Querido amigo y amiga, Dios le dio una orden a Noé. No le dio opciones, simplemente le transmitió su voluntad. Tú y toda tu familia ingresen al arca. Noé pudo haber elegido no entrar, pero el obedeció, paso más de cien años obedeciendo y al final de la obra decidió seguir obedeciendo.

La obediencia nos capacita para poder dirigir. El problema viene a veces cuando un individuo recibe un poquito de poder y se vuelve un dictador. Se siente en la capacidad de decidir sobre la vida de los seres humanos a su  cuidado.

Cristo, siendo Dios, no decidió nada sin la consulta con su Padre. Fue obediente en todo, hasta en la muerte. ¿Y nosotros?

En esta época en la que nos sentimos con la libertad de poner en tela de juicio todo, surge este contraste. Solo obedece. Aunque a veces no entiendas, como Moisés frente al mar rojo o como Gedeón frente a los ejércitos madianitas, solo obedece a la Palabra de Dios, depón tus especulaciones y suposiciones y avanza por fe, obedeciendo como Noé.


Obedecer tiene como resultado final  la vida, en cambio la desobediencia tiene como resultado final el dolor y la angustia. ¿Tú que decides hoy?

EL PENSAMIENTO DEL DÍA


29 julio 2015

SOLO OBEDIENCIA, NADA MENOS

Génesis 4:4-5  “Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda;  pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.”

“Caín se presentó a Dios con murmuración e incredulidad en el corazón tocante al sacrificio prometido y a la necesidad de las ofrendas expiatorias.  Su ofrenda no expresó arrepentimiento del pecado. . .  Se presentó confiando en sus propios méritos.  No traería el cordero para mezclar su sangre con su ofrenda, sino que presentarla sus frutos, el producto de su trabajo.  Presentó su ofrenda como un favor que hacía a Dios, para conseguir la aprobación divina.  Caín obedeció al construir el altar, obedeció al traer una ofrenda; pero rindió una obediencia sólo parcial.  Omitió lo esencial, el reconocimiento de que necesitaba un Salvador. . .” (Conflicto y Valor, 26).

Dios desea que lo obedezcamos, eso es todo. La obediencia que El exige no es un servilismo dado a un ser opresor y egoísta, sino a Aquel que desea lo mejor para nosotros. Lo que sucede es que el diablo acusó a nuestro amado Señor de ser arbitrario y tirano.

Bueno, el argumento del diablo es que debemos ser libres, como dioses, conociendo el bien y el mal. El resultado es el VIH-SIDA, las infecciones de transmisión sexual, las para filias, los asesinatos, adicciones, violaciones, genocidios, racismo, envidias, robos, celos, violencia en el hogar, guerras, inundaciones, calentamiento global, extinción de razas, enfermedades, debilidades congénitas, etc.

¿Quiere esa libertad? No, yo no. Yo quiero la libertad que da la obediencia a las restricciones de Dios. Aquella libertad que da paz y salvación. Caín no entendió eso y quiso hacer lo que le parecía mejor. Solo obedecer a medias. Cuantos hay hoy que argumentan, “total, a Dios se le debe dar un día a la semana, sea cual fuere”, “y, total, es solo una mentirilla”, “bueno, todo el mundo roba, y este centro comercial se lleva mucha plata, un jabón no les hará nada”.


Obediencia total amigo, amiga, hoy pongamos nuestra débil voluntad humana junto a su divina voluntad y verás los omnipotentes resultados, la sencilla y genuina obediencia de Abel.

EL PENSAMIENTO DEL DÍA


LA REVELACIÓN DE JESUCRISTO 01







Recordemos que una de las formas para estar involucrado en la vida devocional de la iglesia es la obra misionera, por lo que comparto con ustedes un video por semana para poder hacer de tu red social, un red misionera para compartir la fe. Dios te bendiga.



28 julio 2015

LA GUERRA ESTÁ GANADA

Génesis 3:15  “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.”

“Adán y Eva estuvieron como criminales delante de su Dios, esperando la sentencia que les había acarreado la transgresión.  Pero antes de que oyeran de los espinos y los cardos, el dolor y la angustia que sufrirían y el polvo al cual debían volver, escucharon palabras que debían inspirarlos con esperanza.  Aunque debían sufrir por el poder de su adversario, podían mirar hacia adelante a la victoria final.
Dios declara, "pondré enemistad".  Esa enemistad es puesta sobrenaturalmente y no se mantiene naturalmente.  Cuando pecó el hombre, su naturaleza se convirtió en mal, y estaba en armonía... con Satanás... Pero cuando Satanás oyó que la simiente de la mujer heriría la cabeza de la serpiente, supo que aunque había tenido éxito en depravar la naturaleza humana y asimilarla a su propia naturaleza, sin embargo, por algún proceso misterioso, Dios restauraría al hombre a su poder perdido y lo capacitaría para resistir y vencer a su vencedor.” (A fin de conocerle, 19).

Este es el proto evangelio. Dios no abandonó a Adán y a Eva a su suerte, sino que les prometió a su hijo. Al Deseado de todas las gentes. El único capaz de pulverizar, aniquilar, aplastar y destruir al diablo de un golpe certero. Dios nos proveyó la solución de los siglos, su propio Hijo, Enmanuel, Dios con nosotros.

La enemistad no solo era no mirarse, sino que de allí en adelante los hijos de Dios tenemos relaciones hostiles con el diablo y sus secuaces. Estamos en una guerra sin cuartel, en medio de un conflicto entre el bien y el mal y cada centímetro del terreno del corazón debe ser defendido hasta la muerte.

Pero no temas amigo, amiga, en esta lucha, nuestro supremo general ya estropeó, ya rompió la cabeza del general enemigo, el cachorro de león de la tribu de Judá ya venció al león rugiente que anda buscando a quien devorar. Luego de soportar los indecibles dolores y sufrimientos de la vía dolorosa, el Señor Jesús, con la mansedumbre de un cordero, expresó, “Consumado es”. En ese preciso instante selló nuestra salvación.


EL PENSAMIENTO DEL DÍA


27 julio 2015

NO AGREGUES NADA

Génesis 3:1-3  Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?  Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;  pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.

“Le dijo que al comer del fruto de este árbol, alcanzarían una esfera de existencia más elevada y entrarían en un campo de sabiduría más amplio.  Añadió que él mismo había comido de ese fruto prohibido y como resultado había adquirido el don de la palabra.  Insinuó que por egoísmo el Señor no quería que comiesen del fruto, pues entonces se elevarían a la igualdad con él. Manifestó Satanás que Dios les había prohibido que gustasen del fruto de aquel árbol o que lo tocasen, debido a las maravillosas propiedades que tenía de dar sabiduría y poder.  El tentador afirmó que jamás llegaría a cumplirse la divina advertencia; que les fue hecha meramente para intimidarlos. ¿Cómo sería posible que ellos muriesen? ¿No habían comido del árbol de la vida?  Agregó el tentador que Dios estaba tratando de impedirles alcanzar un desarrollo superior y mayor felicidad.” (Patriarcas y profetas, 38).

Hay dos puntos saltantes en este texto. Primero, Dios había dicho que no coman del árbol de bien y del mal (Gen. 2:17), en ningún sitio está la declaración “ni le tocaréis”, de parte de Dios. Este agregado a los dichos de Dios fue aprovechado por el diablo para destruir a la mujer.

Segundo. ¿Acaso creemos que cuando Dios nos prohíbe algo es porque nos odia o nos quiere hacer la vida infeliz y miserable? ¡No! Sino que El prohíbe acciones porque sabe que es lo mejor y es para nuestro bien. Es el diablo quien provoca que nos rebelemos ante la amorosa voluntad revelada de Dios. El diablo es el gran rebelde y sus seguidores son los que desafían la voluntad de Dios.

Si se obedeciera la voluntad de Dios, incluyendo sus prohibiciones, acaso el VIH SIDA en la raza humana, y los homicidios, las adicciones, y los delitos sexuales ¿existirían? Pues no. Son parte de la “libertad que el diablo ofrece a sus seguidores.

Hoy seamos obedientes a la Palabra de Dios.


EL PENSAMIENTO DEL DÍA


26 julio 2015

UNA SOLA CARNE

Génesis 2:24  Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

“Entonces tuvieron su origen dos instituciones gemelas, para la gloria de Dios y en beneficio de la humanidad: el matrimonio y el sábado. Al unir Dios en matrimonio las manos de la santa pareja diciendo: Dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne", dictó a ley del matrimonio para todos los hijos de Adán hasta el fin del tiempo. Lo que el mismo Padre eterno había considerado bueno era una ley que reportaba la más elevada bendición y progreso para los hombres.” (El Discurso Maestro de Jesucristo, 58).

El milagro de convertirse en una sola carne. Ese renunciar a los padres no es olvidarlos a su suerte, sino el cuidarlos como sus nuevos protectores. El dejar a los padres es el dejarlos para ser una persona con el cónyuge.

Los padres ya no deben gobernar en la casa de sus hijos. Ellos deben aprender a gobernarse como jefes de familia y ser capaces de tomar decisiones para el bien de la nueva familia. El consejo oportuno de los padres podrán ayudar, pero es eso, un consejo, no una orden.

Querido joven y señorita, cuando decidan casarse, piensen que los papas pasan al plano de consejeros, y vuestra elección de la pareja debe ser hecha con tanta oración y desapasionamiento que como resultado su nueva familia sea tan estable y sólida que los padres estén confiados en la buenaventura de sus hijos.

Tener un matrimonio sólido da tanta paz y seguridad a los padres como para que vivan y confíen en las decisiones posteriores de sus hijos. Querido amigo y amiga, el matrimonio es una institución divina y por ser tal, exige una preparación adecuada para ser parte de ella. No te apresures en casarte. Estate listo de poder llevar adelante un hogar, participa de las tareas del hogar ahora que aun eres hijo. Esto te preparará para presidir tu familia y guiarla al éxito.


Hoy hagamos un pacto con Dios, para que El te dirija y dirija a tu futuro cónyuge en su temor y conocimiento; para que les de tantas oportunidades de aprender de la vida útil y práctica a fin de que no haya excusas de inexperiencia para pasar el resto de la vida con tu ser amado; para que al dejar a nuestros padres para construir y liderar un hogar, los tengamos cerca en amor, comunicación y cuidado.